Hacia dominios edu.ar más seguros, comenzó la implementación DNSSEC

Con el objetivo de brindar mayor seguridad a los dominios “edu.ar”, ARIU comenzó la implementación de DNSSEC en universidades nacionales. 

Desde finales de 2017, ARIU incorporó a los servicios que ofrece a la comunidad educativa el despliegue de una mayor capa de seguridad para los sitios Web educativos: el Sistema de Seguridad de extensiones de nombres de dominio (DNSSEC, por sus siglas en inglés).

El proyecto DNSSEC abarca a todos los dominios “edu.ar”, los cuales son administrados por ARIU. Es decir que tiene como alcance a todo el sistema educativo nacional, resultando de gran interés , dado el ambiente de complejidad en el que se desarrollan las instituciones educativas.

Cabe destacar que para llegar a la etapa de implementación de DNSSEC resultó muy importante el trabajo realizado por NIC Argentina.

Actualmente, se esta realizando la implementación de DNSSEC en los dominios de 3 universidades nacionales: Universidad Nacional de La Plata, Universidad Nacional de Quilmes y Universidad Nacional de Misiones.

El objetivo para 2018 es continuar trabajando en este proyecto con otras universidades e  instituciones y, así, lograr que una mayor cantidad de instituciones puedan tener sus dominios firmados con DNSSEC, contribuyendo así a lograr dominios edu.ar más seguros y de mayor calidad.

Los beneficios de DNSSEC se relacionan de manera directa con la ciberseguridad y la seguridad de la información, factor clave para la institucionalidad y calidad de las instituciones educativas y para los servicios que brinda a los usuarios finales (estudiantes), asegurando así una navegación segura y eficiente.

En este sentido, se trata de un tema de ciberseguridad en el que están involucradas tres actores: ARIU (como responsable de la administración de los dominios EDU), las universidades (como dueños de los dominios) y, por último, los alumnos y docentes (como usuarios).

Asimismo, DNSSEC contribuye a evitar tema fishing, prevenir secuestro de DNSS, entre otros riesgos peligros informáticos.

Comentarios cerrados