“La conectividad es de suma importancia para las universidades”

descargaHablamos con Hernán Arcidiacono y Ezequiel Archenti, integrantes de IPLAN, sobre su participación en las Jornadas RIUTEC y las tendencias tecnológicas que se vienen.

¿Cómo fue la experiencia de participar en las jornadas RIUTEC organizadas por ARIU?

IPLAN participó por segundo año consecutivo en las jornadas RIUTEC. Sin duda la experiencia fue muy enriquecedora, ya que además de haber brindado el servicio de Internet de alta velocidad para el desarrollo del evento, tuvimos la posibilidad de dar a los participantes una charla acerca de los servicios que brindamos en IPLAN, nuestra oferta actual, nuestra red con características únicas en el mercado y acercarles toda la información acerca de nuestro Data Center, el más moderno de CABA.

¿Hay algún nuevo producto o servicio ofrecido por IPLAN que sea de interés para las universidades o el sector académico?
En primera instancia, sin duda la conectividad es de suma importancia para las universidades, dado que requieren de una excelente calidad de servicio y ancho de banda que les permita relacionarse con la comunidad interna como así también con el afuera.

Por otra parte, las herramientas de colaboración son imprescindibles en la dinámica de trabajo actual, dado que potencian el relacionamiento y permiten realizar sinergias al realizar trabajo en equipo, tanto a nivel académico como de investigación y gestión cotidianas.

Por último el procesamiento de la información es clave, ya que las universidades son importantes centros de investigación y desarrollo, que demandan constantemente infraestructura de DC y soluciones IT.

¿Cómo ven el estado de la conectividad y las redes en los distintos puntos geográficos del país? ¿Y respecto a IPv6?
En lo que refiere a conectividad, durante los últimos 5 a 6 años se han logrado importantes avances en nuestro país de la mano de la creación de IXPs que impulsa CABASE (la Cámara Argentina de Internet). CABASE tenía en el año 2009 y desde 1998 un sólo IXP localizado en Buenos Aires con alrededor de 40 miembros. En el 2010 comienza el primer IXP regional en la provincia de Neuquén y hoy el proyecto cuenta con una veintena de IXPs en muchas localidades del país, con casi 300 miembros y casi 100 Gbps de tráfico intercambiado entre ellos.

Sin duda el proyecto ARSAT, que aún cuesta tangibilizar es también una importante infraestructura que los próximos años va a potenciar el camino recorrido. Ojalá ambos proyectos se crucen con el espíritu de sinergizarse dado que el modelo de IXPs necesita de más redes troncales y en más lugares de los que hoy están presentes.

En lo que respecta a las redes de acceso, acá está el mayor pendiente. Es necesario renovar las infraestructuras para poder ofrecer a nuestra población servicios de mayor velocidad y mejor calidad. Las redes de fibra óptica al hogar no son el común denominador y las redes HFC necesitan ser llevadas a estándares superiores para cumplir con las premisas enunciadas.

En lo concerniente a IPv6, si en algún momento alguien pensaba que IPv6 lo debiera implementar sólo porque se le estaba acabando sus direcciones IPv4, hoy deberá saber que estaba equivocado. Alrededor del 60% del contenido accedido en Internet ya soporta IPv6. Muchos países están soportando IPv6 con porcentajes interesantes de deployment en el acceso. O sea, si no se implementa IPv6 nos encontraremos un día hablando en una lengua secundaria frente al idioma oficial, aunque a alguien le sobre direcciones de “las viejas”.

En esta instancia estamos retrasados frente a otros países de la región.

¿Hacia dónde van las tendencias de conectividad en Argentina en 2016/2017? ¿Qué rol pueden jugar las universidades nacionales?
Las principales tendencias son: el incremento de ancho de banda y la interconexión de redes para traficar cada vez mayor información en tiempo real, las herramientas de colaboración como videoconferencias, edición simultánea de contenidos, gestión de comunidades y por último, procesamiento de información en data center profesionales para asegurar la continuidad en el tiempo de los procesos de investigación y desarrollo.
Sin duda alguna, en este punto se requerirá que los estándares de calidad y velocidad sean mejorados sustancialmente con el fin de acompañar estas tendencias que se imponen.

Comentarios cerrados